Desde la radicación del proyecto inicial el pasado 8 de agosto, se sentaron las bases de la reforma, como son la mayor tributación de las personas naturales de mayores ingresos, la eliminación de tratamientos especiales a las empresas y gravámenes a las empresas del sector de hidrocarburos, pero en los últimos tres meses son varias las modificaciones que experimentó el proyecto.

En las últimas novedades sobre la tributaria están los cambios anunciados desde la semana pasada, entre los que se destaca la modificación a la sobretasa para las empresas del sector de hidrocarburos, que se fijará dependiendo del precio internacional cuando se ubique por encima del precio promedio de los últimos 20 años.

Además de esta sobretasa, el proyecto incluye también una sobretasa de 3 puntos porcentuales para las hidroeléctricas, y una tarifa de 5 puntos porcentuales adicionales en el caso de las instituciones financieras, con lo que la tarifa que paga el sector quedaría en 40%, y se aplicaría por cinco años.

Otro de los puntos que se definió para plenarias, y que el Gobierno dio a conocer en los últimos días está relacionado con las zonas francas, para las cuales quedaría un esquema mixto de tarifas de renta: 20% para aquellas dedicadas a exportar, y de 35% para aquellas que solo vendan al mercado interno.

Uno de los puntos que más inquietud ha generado sobre los consumidores es el impuesto a las bebidas azucaradas y a los alimentos ultraprocesados. En el caso de los alimentos, estos quedarían gravados con una tarifa de 10% para el año 2023, 15% en 2024 y 20% en 2025.

Con relación a las personas naturales, ya desde su aprobación en el primer debate en las comisiones terceras de Cámara y Senado se aprobó una serie de tarifas diferenciales para aquellas personas son ingresos mensuales superiores a $10 millones.

En el caso del impuesto al patrimonio se determinaron tasas de 05% para los patrimonios desde $3.000 millones, de 1% para aquellos mayores a $5.000 millones, y 1,5% para patrimonios de más de $10.000 millones, Además, en relación con el impuesto a los dividendos, se determinó que habrá tarifas efectivas para personas naturales entre 0% y 20%, pero también se permitirá una deducción de 19%.

Fuente: Portafolio

Por C&A

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This website uses cookies and asks your personal data to enhance your browsing experience. We are committed to protecting your privacy and ensuring your data is handled in compliance with the General Data Protection Regulation (GDPR).