“La renuncia al cargo de contador en una entidad debe realizarse teniendo en cuenta el contrato suscrito entre las partes, de manera que si la relación contractual es entre empleador y empleado deberán observarse las normas establecidas en el Código Sustantivo de Trabajo, mientras que si la relación es a través de un contrato de prestación de servicios se observará lo pactado en el contrato suscrito.

En todo caso, recordó el Consejo Técnico de la Contaduría Pública, a la terminación de sus servicios se recomienda al contador externo saliente realizar y elaborar un informe de empalme con destino a la gerencia de la entidad o a la persona a la cual prestaba sus servicios, teniendo en cuenta lo previsto en los artículos 42 y 43 de la Ley 43 del 13.12.1990, sobre moral, ética e idoneidad.

De otra parte, indicó, se espera del contador público rectitud, probidad, honestidad, dignidad y sinceridad en cualquier circunstancia, así como tener en cuenta que la sinceridad, la buena fe y la lealtad para con sus colegas son condiciones básicas para el ejercicio libre y honesto de la profesión.”

Fuente: Ámbito jurídico

Por C&A

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This website uses cookies and asks your personal data to enhance your browsing experience.