El beneficio de auditoría consiste en disminuir el término de firmeza de la declaración de renta, de manera que la Dian tiene menos tiempo para auditar la declaración de renta del contribuyente.

La Dian, por regla general tiene 3 años para revisar o auditar las declaraciones tributarias del contribuyente, entre ellas la declaración de renta, y lo que hace el beneficio de auditoría es disminuir ese plazo a 6 meses, por ejemplo. En otras palabras, el beneficio de auditoría permite una firmeza anticipada de la declaración de renta.

El beneficio de auditoría es un incentivo para que el contribuyente pague más impuesto voluntariamente y a cambio su declaración de renta quedará en firme en un menor tiempo, lo que les otorga cierta seguridad jurídica a los contribuyentes.

Beneficio de auditoría en la reforma 2022 y 2023

La reforma tributaria 2021 implementó el beneficio de auditoría para los años gravables 2022 y 2023, adicionando el artículo 689-3 al estatuto tributario.

Para los años gravables 2022 y 2023 el beneficio de auditoría contempla los siguientes rangos dependiendo de cuánto se incremente el impuesto neto de renta.

Como la norma lo señala, se requiere que el impuesto neto de renta se incremente en esos porcentajes, y ese incremento se determina con respecto al impuesto neto de renta del año gravable anterior.

Así, si en el 2021 el impuesto neto de renta es de $10.000.000, el beneficio de auditoría a los 6 meses requiere que en el 2022 se liquide al menos un impuesto de renta 35% superior, es decir, de $13.500.000.

Requisitos para acogerse al beneficio de  auditoría

  1. Que el impuesto neto del impuesto a la renta se incremente en los porcentajes que indica la ley.
  • Que la declaración se presente debidamente dentro de los plazos fijados por la norma.
  • Que el impuesto determinado se pague dentro de los plazos fijados por el gobierno.
  • Que no se notifique emplazamiento para corregir, requerimiento especial, emplazamiento especial o liquidación provisional dentro del término de 6 o 12 meses, según corresponda el término de firmeza pretendido.
  • Que las retenciones en la fuente imputadas sean ser reales.
  • La Dian puede impedir que se materialice el beneficio de auditoría sólo con notificar un emplazamiento para corregir antes de los 6 meses, o antes de los 12 meses, según corresponda.

Declaraciones sobre las que no procede el beneficio de la auditoría

El beneficio de auditoría procede únicamente con respecto a la declaración de renta y no sobre las declaraciones de Iva, retención en la fuente, etc., tal como expresamente lo señala el parágrafo cuarto del artículo 689-2 y del artículo 689-3 del estatuto tributario.

Tampoco aplica para las declaraciones de renta que arrojen un impuesto neto de renta inferior a 71 Uvt.

El beneficio de auditoria no aplica respecto a los contribuyentes que gocen de beneficios tributarios en razón a su ubicación geográfica.

Fuente: Gerencie

Por C&A

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This website uses cookies and asks your personal data to enhance your browsing experience.